solicitar ayudas para personas dependientes

¿Cómo es el proceso para solicitar ayudas para personas dependientes?

¿Crees que te encuentras en una situación en la que podrías beneficiarte de alguno de los recursos que el Estado pone a disposición para las personas con dependencia o le ocurre a alguien de tu entorno? ¿Sabes que puedes solicitar ayudas para personas dependientes y estas se te conceden, ya sea a modo de servicios, como una mensualidad económica o, en ocasiones, en ambas circunstancias.

¿Quién va a poder solicitar ayudas para personas dependientes?

Esta solicitud incluye un trámite que debe comenzarse por el propio beneficiario o, si bien no resulta cualificado por tener dificultades a nivel sensorial, físico o intelectual, su guardador o representante legal. Lo habitual, en este segundo caso, es que se trate de un familiar cercano.

En cualquier caso, la persona en teoría dependiente debe cumplir con dos requisitos.

  • El primero es gozar de una residencia legal en nuestro país, es decir, en España.
  • El segundo incluye residir en territorio español durante, al menos, cinco años. Dos de estos, además, deben ser los inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud. Ello requerirá de la presentación de un certificado de empadronamiento en el que se dé fe de esta situación.

¿Cuál es el proceso para ayudas para personas dependientes?

Veamos, con sencillos pasos, cómo comenzar con esta solicitud y realizar el trámite con éxito.

Solicitar el trámite con un asistente social

Si ya se están teniendo citas con un trabajador social, no hay más que comentárselo en una de las sesiones para que te ponga al día.

De no ser el caso, tendrás que acercarte a tu centro social más cercano para averiguar cómo solicitar una cita con un experto y hacerlo.

Aporte de documentación

Para que la solicitud llegue a buen puerto es necesario que se acompañe de todo lo siguiente:

  • DNI original del usuario y una fotocopia.
  • Informe de salud específico para el reconocimiento de prestaciones social. Se realiza en el centro de salud que te corresponda por parte de tu médico de cabecera.
  • Certificado de empadronamiento. Es el que nos indicará la situación, a nivel residencial del interesado. Recordemos que debe llevar empadronado dos años en la ciudad donde se va a realizar la solicitud y a disfrutar, posteriormente, de las ayudas que le correspondan. En función del lugar, habrá que pedirlo en el ayuntamiento o hacerlo de manera telemática.
  • Copia compulsada de la resolución de reconocimiento de una pensión de gran invalidez si se percibiese.
  • Fotocopia de la hoja principal de la cartilla de la cuenta de ahorros en la que se percibirá, si corresponde, una ayuda económica. Deberá, como es lógico, aparecer el número de cuenta.
  • Autorización de acceso a datos de carácter personal.
  • Ficha de mantenimiento de terceros.
  • Documento que indique la preferencia del solicitante respecto a servicios o prestaciones. Cada tipo, además, puede requerir de otros elementos como:
    • Resolución judicial de incapacitación.
    • Anexo específica para la ayuda de tipo teleasistencia.
    • Documentación acreditativa del que será su cuidador no profesional si es el caso.
    • Etc.
  • Si todo el procedimiento lo lleva a cabo un representante, tendrá que ofrecer una acreditación de la representación legal, su DNI original y fotocopia y una declaración de ser guardador de hecho.

Valoración del grado y nivel de dependencia

Por su parte, el trabajador social realizará un informe del entorno del usuario. Para ello se deberá llevar a cabo una cita en el domicilio habitual de la persona interesada para que se pueda conocer su situación, su día a día, sus posibilidades, las facilidades o dificultades de su entorno, etc.

Este y la documentación aportada, así como cualquier otro punto a precisar, se llevan a la Dirección Territorial de Igualdad y Políticas Inclusivas.

Un órgano de valoración trabajará considerando toda la información presentada, incluyendo tanto los recursos ya prescritos como los que pueden ofrecerse.

Con ello se diseña un dictamen valorativo en el que se establece si existe o no dependencia, en qué grado y, dentro de este, en qué nivel.

Programa Individual de Atención

Cuando se reconoce que hay una dependencia, sea del tipo que sea, se elabora lo que se conoce como PIA, un programa de atención individualizada. En él se expresará a qué ayudas se tiene derecho, en qué cuantía, cuánto corresponde poner al usuario, así como la posibilidad de presentar alegaciones.

Justo a este programa se hará llegar, también, una resolución oficial del reconocimiento de la situación como persona dependiente.

Solicitud de ayudas para personas dependientes

Una vez diseñado el PIA, este nos indicará a qué recursos del Estado o subvencionados por este el usuario tendrá acceso.

En función de cada cual, habrá que ponerse en comunicación con el 900100880. Aquí nos darán acceso a los modelos normalizados para el acceso al sistema público de servicios y prestaciones económicas así como todo el asesoramiento necesario para cumplimentarlos, presentarlos y, por supuesto, incluir información adicional si fuese el caso.