¿Osteoporosis? Cuidados y consejos durante el confinamiento

¿Osteoporosis? Cuidados y consejos durante el confinamiento

Durante el confinamiento y aun en este proceso paulatino para volver a esta nueva normalidad, es muy probable que muchas, por no decir que la mayoría, de las personas mayores que sufren de osteoporosis hayan visto como fue mermando su salud general debido a la poca movilidad que se tuvo.

Y es que, a pesar de estar en la primera fase de la desescalada, donde realizar paseos y realizar ejercicios al aire libre está permitido. El tiempo tan prolongado que se estuvo en aislamiento, de una u otra forma puede haber afectado el estado de salud. Por esto, nos hemos animado a escribir este post para compartir pautas dictadas por instituciones médicas e incluso la Fundación Española de Reumatología.

Recomendaciones para personas mayores con osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad esquelética que afecta directamente la densidad ósea, haciendo más frágiles y menos resistentes a golpes o impactos a los huesos. Se trata de una condición que gran parte de la población adulta mayor la sufre, y se estima que una de cada tres mujeres, y uno de cada cinco hombre la padecen.

Dentro del tratamiento para la osteoporosis, con lleva diferentes elementos, dos de ellos son el ejercicio diario y la vitamina D, ambos elementales, y muy probablemente los más difíciles de llevar a cabo durante el confinamiento.

Llevar una dieta adecuada y adaptada a las circunstancias

Un aumento de peso desproporcionado nunca es recomendado, y menos a aun en personas con esta enfermedad. Y es que, con los periodos de inactividad durante el confinamiento, es importante equilibrar la ingesta de alimentos sin excluir ningún grupo alimenticio. También es recomendable, incluir alimentos que aporten vitamina D, a pesar que el sol es una gran fuente de este, algunos alimentos como los lácteos, huevos, salmón y también sardinas aportan esta vitamina al organismo.

La vitamina K y el calcio también deben estar presentes en la dieta, para ello, incluir en la dieta diaria hortalizas de hoja verde como kale, espinaca, col, perejil, coles de Bruselas y brócoli. Y fuentes ricas en calcio como frutos secos, huevo, quesos desnatados, tofu…

No dejar de ejercitarse

Realizar ejercicios sencillos en casa, de acuerdo a la condición física de la persona es necesario para mantener la movilidad. Las personas mayores con osteoporosis deben mantenerse activas a lo largo del día, sea con paseos cortos o con ejercicios como los que proponemos en este post. Lo importante es que evitar el sedentarismo. Además, ejercitarse contribuye con el equilibrio, lo que también es un factor importante para prevenir caídas.

Baños de sol

Exponerse al sol, en horas adecuadas entre 10 a 15 minutos es suficiente para facilitar la síntesis de las vitaminas en el organismo, y nutrir así, entre otras cosas, los huesos. A pesar de no poder paseos como antes, aprovechar el jardín, balcón o asomarse a la ventana son excelentes alternativas.

Como cuidador de una persona mayor, es muy importante asegurarse de la seguridad ante caídas de personas mayores con esta enfermedad, incentivar la movilidad y garantizar la consecución del tratamiento adecuado para contribuir con su calidad de vida.