Día Internacional de las Personas Mayores

Día Internacional de las Personas Mayores

El 1 de octubre se celebró el Día Internacional de las Personas Mayores, una fecha significativa que busca reivindicar la importante contribución de nuestros mayores a la sociedad, y la cual no se ve reflejada en las leyes, políticas, ni en el propio actuar de la propia sociedad. 

El envejecimiento plantea muchos retos, pero no tiene que significar abandono, menosprecio e incumplimiento de derechos legítimos con los que cuenta toda persona. Para nadie es un secreto que gracias a los avances médicos y cambios en los hábitos de vida desde hace años la esperanza de vida de las personas mayores a 65 años ha aumentado. Un ejemplo claro es nuestro país, para el año 2019, la población mayor representaba un 19,3 % de la población total, y de acuerdo con proyecciones, todo indica que esta tendencia se mantendrá, en España, Europa y el resto del Mundo.

Sin embargo, esta mejora en la esperanza de vida de los mayores no ha venido acompañada, al menos no para la gran mayoría, en una mejor calidad de vida. Hay que tener claro, que envejecer puede significar retirarse del trabajo para vivir una vida tranquila y de descanso luego de años de aportes a la sociedad, pero no debe significar retirarse de la vida social.

En Auxiliatus buscamos que los mayores tengan un papel de relevancia en la sociedad, con condiciones acorde a sus necesidades, sin discriminación por su edad y que no signifique quedar relegado a un segundo plano. Por eso, festejamos este día, ya que nunca es tarde para replantearse la forma en la que vivimos y modificar las fallas que pueda presentar. 

¿Más mayores, más respeto?

La celebración del Día Internacional de las Personas Mayores fue proclamada el 14 de diciembre de 1990 por las ONU, y cómo decíamos, su objetivo principal es reivindicar los derechos de ese grupo poblacional. 

La población mundial envejece, algunos datos interesantes al respecto indica que en 2020 hay alrededor de 700 millones de personas mayores de 60 años, para el 2030 este número se duplicarán, y para el 2050 se estima llegará a 2000 millones. Esto quiere decir que 20% de la población mundial son adultos mayores. Estas estadísticas indican la importancia de cambiar nuestra cultura, por una de mayor respeto e inclusión para este grupo etario que aumenta y que al que todos dentro de pocos años perteneceremos.

Cultura inclusiva

El necesario cambio a una cultura más inclusiva debe comenzar en casa, y es que se debe erradicar de nuestro vocabulario expresiones que las personas mayores rechazan como llamarlos viejos o longevos, ya que son considerados como sustantivos peyorativos. A un nivel más amplio, las políticas de inclusión deben ser más enfáticas, para poder devolver un poco las contribuciones que las personas mayores ha hecho a lo largo de su vida.

Con un aumento de la población, la sociedad también enfrenta desafíos, pero políticas claras, mayor inversión social y en protección social, así como respeto a derechos que posibilitan a la persona a tener autonomía, salud e independencia al poder decidir cómo y dónde vivir, cuando requieren cuidados externos, derecho hacer valer su voz y tomar decisiones individuales…

Todo lo anterior podría disminuir una sensación generalizada en muchos mayores que se perciben a sí mismos como una carga para los demás. Lo que lleva a muchos a sufrir de depresión, autoaislarse e incluso sentir que su vida vale menos solo por su edad, y los cambios que esta genera.

Productividad durante la vejez

Al hablar de la productividad durante la vejez no nos referimos a un nivel laboral, una etapa ya concluida, sino de llegar a la vejez con salud, independencia y siendo productivos para sí mismos. 

Está demostrado que una persona que durante su vejez se mantenga activa dentro de sus posibilidades, tenga una vida social nutrida e independencia de acuerdo con su estado general garantiza una vejez más plena y con mayor bienestar

Importancia del intercambio generacional

Por último, queremos mencionar la importancia del intercambio generacional sobre la productividades y participación de las personas mayores en la sociedad. Y es que, dentro de la misión del Día Internacional de las Personas Mayores fomentar la relación entre mayores, adultos, jóvenes y niños es una de las principales. De ese modo, poco a poco se puede introducir un cambio positivo de inclusión dentro de la sociedad.

De este modo un intercambio generacional puede traer importantes beneficios para todos. Entre ellos:

  • Los mayores pueden beneficiarse al aumentar su vitalidad y mejorar su humor, incrementar el sentimiento de valor personal, evitar el aislamiento, vivir nuestras experiencias, reintegrarse con la familia y amigos, enseñar en base a su experiencia y aprender, incrementar su autoestima y motivación.

Mientras que otras generaciones pueden:

  • Entender que la edad no define a la persona, que limitaciones no significa tener que abandonar, desarrollar una actitud motivadora, de integración y de respeto. Conocer sobre historia, experiencia y anécdotas, fomentar una relación positiva con todas las personas sin distingos de edad, así como reconocer la importancia de las personas mayores. 

Con esto post queremos poner un granito de arena sobre este tema, animar a incluir más a las personas mayores en nuestro entorno, que de hecho es algo que los profesionales del cuidado y asistencia conocen bien y deben aplicar durante su labor.